Somos Arantxa y Julia y juntas formamos Naunnet Belly Painting, un proyecto que hemos acunado desde que sólo era una idea y lo hemos construido, poquito a poquito, piedra a piedra, con muchísimo mimo e ilusión.

Filosofía

A las dos nos gusta mucho la filosofía handmade, ese hacer las cosas con las manos y con todo el cariño del mundo mundial, y aunque nuestra miniempresa sea de servicios y no vendamos productos físicos, intentamos imprimir en cada sesión esa filosofía que nos gusta llamar heartmade: hecho con el corazón.

Somos unas positivistas convencidas: creemos firmemente que la vida es una fiesta y nuestra filosofía consiste, precisamente, en llevarte una fiesta a casa: llegar, colgar alguna guirnalda, plantarnos una corona de flores y ponernos a dibujarte cositas en la barriga como si te conociéramos de toda la vida.

Sabemos que llevar a tu bebé dentro es una experiencia inigualable, que cada embarazo es único y que son días que recordarás siempre; por eso queremos que nos invites a tu casa y mimarte, acariciarte la barriga, decirte mil veces lo guapa que estás, jugar con tutús y con alas de hada olvidando la vergüenza, que bailes descalza y te rías a carcajadas mientras te hacemos fotos, y en definitiva, que aproveches que estás radiante y preciosa para hacerte un regalo a ti misma y crear un precioso recuerdo que conservarás siempre (¡y ahí estarán las fotos para recordártelo cuando lo olvides!).

Naunnet Belly Painting

 

 

Por qué naunnetNaunet era, para la cultura egipcia, la diosa del Océano primordial, la Gran Madre, la doble del dios Nun (con el que formaba la primera de las cuatro parejas), la personificación del agua. Buscábamos un nombre sonoro, que sonara potente en la lengua, pero con un significado detrás que no fuese evidente a simple vista; un nombre que nos identificase a nosotras pero también a todas esas futuras mamás cargadas de ilusión cuyas barrigas pintamos. Escogimos a la diosa Naunet porque nos cautivó su nombre y su relación con el océano (parecido al que da cobijo a un bebé en la tripa) pero sobre todo su historia, o más bien su falta de ella: se conoce tan poco sobre esa diosa misteriosa que casi nos pareció que nos daba carta blanca para usar su nombre y escribir sobre él una nueva historia. Añadimos una n para darle personalidad, y allí estaba: había nacido Naunnet.

Belly paintingEl body painting, o el arte de dibujar sobre la piel humana, fue una de las primeras formas artísticas que surgieron, pues la piel siempre ha sido el lienzo preferido de multitud de artistas. Ya en la Prehistoria, aquellos con más inquietudes creativas descubrieron numerosos materiales que podían utilizar para dar vida a sus diseños: tierra, tiza, carbón, sangre, etc. Sus usos abarcaban desde las clásicas pinturas de guerra con las que intimidaban al enemigo, hasta su uso ceremonial, simbólico (servía como distintivo para ayudar a que miembros de una misma tribu se reconociesen entre sí), e incluso protector.

Su uso sobre la tripa de las futuras mamás también es una práctica con muchos siglos de antigüedad. Aún hoy, en países como Marruecos o la India se cree que estos dibujos sobre la barriga de la embaraza ayudan a proteger y bendecir tanto a la mamá como al bebé y mantienen alejados a los posibles espíritus malignos que puedan rondar cerca durante el mágico momento del parto. El bonito acto de aplicar las pinturas y decoraciones sobre la barriga sirve también como un acto de cariño y de mimo hacia la mujer, y como una celebración de los cambios que ha realizado su cuerpo y gracias a los cuales será capaz, dentro de no mucho tiempo, de dar vida.

Nosotras entendemos el Belly Painting como una manera de festejar tu embarazo y tu capacidad casi mágica de crear vida.